El Mapa del cielo: Cómo la ciencia, la religión y la gente común están demostrando el más allá (Spanish Edition)

3.76 avg rating
( 1,063 ratings by Goodreads )
 
9781501100482: El Mapa del cielo: Cómo la ciencia, la religión y la gente común están demostrando el más allá (Spanish Edition)
View all copies of this ISBN edition:
 
 

El autor de La prueba del cielo, el bestseller #1 del New York Times, recurre a los sabios de tiempos pasados, a los científicos modernos y a historias de gente común para mostrar que el cielo es real.

Cuando el Dr. Eben Alexander conto la historia de su experiencia cercana a la muerte y su vivido viaje al otro lado, muchos lectores escribieron para decir que eso resonaba profundamente con ellos. Gracias a estos lectores, el Dr. Alexander comprendió que compartir su historia ha permitido a la gente a redescubrir lo que muchos ya sabían en la antigüedad: que la vida consiste en algo mas que en la vida terrenal.

En El mapa del cielo, el Dr. Alexander y su coautor, Ptolemy Tompkins, comparten visiones sobre la vida del mas allá vividas por sus lectores y muestran la manera en que estas se sincronizan frecuentemente con las de los lideres espirituales del mundo, así como con las de filósofos y científicos. Hay un gran acuerdo, a lo largo del tiempo y de las experiencias, sobre la travesía del alma y su supervivencia mas allá de la muerte. En este libro, el Dr. Alexander sostiene que el cielo es un lugar genuino, mostrando como hemos olvidado y como por fin estamos recordando, lo que en realidad somos y cual es nuestro verdadero destino.

"synopsis" may belong to another edition of this title.

About the Author:

Eben Alexander, MD, es académico y neurocirujano desde hace vienticinco anos, de los cuales ha trabajado quince en el Brigham and Women’s Hospital y en los hospitales infantiles y de la Escuela de Medicina en Harvard, Boston. Es autor de La prueba del cielo y de El mapa del cielo. Visita su pagina web EbenAlexander.com.

Ptolemy Tompkins es autor de The Modern Book of the Dead, The Divine Life of Animals, y Paradise Fever. Sus escritos han sido publicados en el New York Times, Harper’s, The Best American Spiritual Writing, la revista Angels on Earth, de la cual fue editor durante diez anos, y en Beliefnet.

Excerpt. © Reprinted by permission. All rights reserved.:

El Mapa Del Cielo Introducción




Yo soy el hijo de la tierra y del cielo estrellado, pero mi verdadera estirpe proviene del cielo.

—FRAGMENTO DE UN ANTIGUO TEXTO GRIEGO EN EL QUE SE DAN INSTRUCCIONES A UN ALMA QUE ACAB A DE MORIR SOBRE CÓMO NAVEGAR POR EL MÁS ALLÁ

Imagina una joven pareja en su boda. La ceremonia terminó y todo el mundo está reunido alrededor de los escalones de la iglesia para una foto. Pero la pareja, en este momento particular, no los nota. Están demasiado preocupados el uno con el otro. Se están mirando profundamente a los ojos, las ventanas del alma, como los llamaba Shakespeare.

Profundamente. Una palabra curiosa para describir una acción que sabemos que realmente no puede ser profunda en absoluto. La visión es un asunto estrictamente físico. Los fotones de luz golpean la pared de la retina en la parte posterior del ojo, una mera pulgada y media más o menos detrás de la pupila, y la información que transmite se traduce entonces en impulsos electroquímicos que viajan a través del nervio óptico hacia el centro de procesamiento visual en la parte posterior del cerebro. Es un proceso totalmente mecánico.

Pero, por supuesto, todo el mundo sabe exactamente a qué te refieres cuando dices que estás mirando profundamente a los ojos de alguien. Estás viendo el alma de esa persona, esa parte del ser humano de la que habló el filósofo griego Heráclito hace unos 2.500 años cuando escribió: “No encontrarás los límites del alma, aunque hayas viajado siempre; tan profunda y vasta es”. Ilusión o no, es muy poderoso vislumbrar esa profundidad cuando se presenta a sí misma.

Vemos que esta profundidad se manifiesta con más fuerza en dos ocasiones: cuando nos enamoramos y cuando vemos morir a alguien. La mayoría de las personas ha experimentado la primera, mientras que un número menor, en nuestra sociedad, donde la muerte está tan relegada y fuera de vista, ha experimentado la segunda. Pero el gremio de la medicina y de los trabajadores de cuidados paliativos que ven la muerte con frecuencia, sabrán inmediatamente a qué me refiero. De repente, allí donde había profundidad ahora sólo hay superficie. La mirada viva —incluso si la persona en cuestión era muy vieja y su mirada era vaga y vacilante— se vuelve plana.

Esto lo vemos también cuando un animal muere. La avenida directa a lo que el erudito de las religiones Tito Burckhardt —quien vivió en el siglo xx— llamó “el reino interior del alma” muere, y el cuerpo se vuelve, en esencia, una especie de aparato desenchufado.

Imagina entonces que la novia y el novio se miran a los ojos y ven esa profundidad insondable. Suena el obturador. La imagen es capturada. Una foto perfecta de una pareja perfecta de jóvenes recién casados.

Adelantémonos ahora una media docena de décadas. Imagina que esta pareja tuvo hijos, y que estos hijos tuvieron hijos también. El hombre de la fotografía murió y ahora la mujer vive sola en un hogar para ancianos. Sus hijos la visitan, ella tiene amigos allí, pero a veces, como ahora, se siente sola.

Es una tarde lluviosa y la mujer, sentada junto a la ventana, tomó esa foto de su sitio habitual, enmarcada, en una mesa auxiliar. La mira bajo la luz gris que se filtra. La foto, al igual que la mujer, ha hecho un largo viaje para llegar allí. Comenzó en un álbum de fotos que acabó en manos de uno de sus hijos y luego entró en un marco y vino con ella cuando se trasladó al hogar. Aunque es frágil, está un poco amarillenta y tiene las puntas dobladas, ha sobrevivido. Ella ve a la joven mujer que era mirando a los ojos al hombre con quien se acababa de casar, y recuerda que en ese momento él era más real para ella que cualquier otra cosa en el mundo.

¿Dónde está él ahora? ¿Todavía existe?

En días agradables, la mujer sabe que así es. Seguramente el hombre que tanto amó todos esos años no pudo haber desaparecido simplemente cuando su cuerpo murió. Ella sabe —vagamente— lo que la religión tiene que decir sobre el asunto. Su marido está en el cielo: un cielo en el que ella cree, luego de asistir casi constantemente a la iglesia durante muchos años. Pero en lo más profundo de su ser, nunca ha estado muy segura.

De igual manera, en otros días —como el de hoy— ella duda. Porque sabe también lo que la ciencia tiene que decir sobre este asunto. Sí, ella amaba a su marido. Pero el amor es una emoción; una reacción electroquímica que tiene lugar en el interior del cerebro, que libera hormonas en el cuerpo, dicta nuestros estados de ánimo y nos dice si somos felices o tristes, si estamos alegres o desolados.

En suma, el amor es irreal.

¿Qué es real? Bueno, eso es obvio. Las moléculas de acero, cromo, aluminio y plástico de la silla en la que ella se sienta; los átomos de carbono que componen el papel de la foto que ella sostiene en su mano; el vidrio y la madera de la estructura que protege la imagen. Y, por supuesto, el diamante en su anillo de compromiso y el oro del que tanto este como su anillo de bodas están hechos, esos también son reales.

Pero, ¿el vínculo perfecto, completo y eterno de amor entre dos almas inmortales que estos anillos tienen por objeto representar? Bueno, eso es simplemente algo que suena bonito. La materia sólida y tangible, eso es lo que es real. La ciencia así lo dice.



El interior es tu verdadera naturaleza.

—AL-GHAZALI, MÍSTICO ISLÁMICO DEL SIGLO XI

La raíz de la palabra realidad es la palabra latina res, que significa “cosa”. Las cosas en nuestras vidas, como los neumáticos de los automóviles, los sartenes, los balones de fútbol y los columpios del patio trasero son reales para nosotros debido a que poseen a misma consistencia día tras día. Podemos tocarlos, sopesarlos en nuestras manos, ponerlos hacia abajo y volver más tarde y encontrarlos sin cambios, justo donde los dejamos.

Nosotros, por supuesto, también estamos hechos de materia. Nuestros cuerpos están conformados por elementos como el hidrógeno, el elemento más simple y antiguo, y por otros más complejos como el nitrógeno, el carbono, el hierro y el magnesio. Todos ellos fueron fraguados —creados— con una presión y un calor inconcebibles en el corazón de viejas estrellas que murieron hace mucho tiempo. Los núcleos de carbono tienen seis protones y seis neutrones. De las ocho posiciones en su capa externa donde orbitan sus electrones, cuatro están ocupados por electrones y cuatro están vacantes, de modo que los electrones de otros átomos o elementos se pueden enlazar con el átomo de carbono mediante la unión de sus propios electrones a esas posiciones vacías. Esta simetría particular permite que los átomos de carbono se enlacen con otros átomos de carbono, así como con otros tipos de átomos y moléculas con una eficiencia fantástica. Tanto la química orgánica como la bioquímica —conjuntos masivos que empequeñecen la química de otros subconjuntos— se dedican exclusivamente a estudiar las interacciones químicas relacionadas con el carbono. Toda la estructura química de la vida en la tierra está basada en el carbono y en sus atributos únicos. Es la lengua franca del mundo de la química orgánica. Gracias a esta simetría, los átomos de carbono, cuando son sometidos a una gran presión, se unen con tenacidad reforzada, transformando una materia negra y terrosa en un diamante, el más poderoso símbolo natural de la durabilidad.

Pero a pesar de que los átomos de carbono y el puñado de los otros elementos que componen la mayor parte de nuestros cuerpos son esencialmente inmortales, nuestros propios cuerpos son extremadamente transitorios. Las células nuevas nacen, y las viejas mueren. A cada momento, nuestros cuerpos están recibiendo materia y devolviéndola al mundo físico que nos rodea. En poco tiempo —en un abrir y cerrar de ojos en una escala cósmica— nuestros cuerpos entrarán de nuevo en el ciclo. Se volverán a unir al flujo de carbono, hidrógeno, oxígeno, calcio y otras sustancias primarias que se acumulan y se desintegran, una y otra vez, aquí en la tierra.

Esta idea no es nada nueva, por supuesto. La palabra humano proviene de la misma raíz que humus, tierra. Lo mismo sucede con humilde, lo cual tiene sentido porque la mejor manera de ser humilde es darnos cuenta de lo que estamos hechos. Mucho antes de que la ciencia explicara los detalles minuciosos de cómo sucede esto, en todo el mundo se sabía que nuestros cuerpos están hechos de tierra, y que cuando morimos nuestros cuerpos regresan a ella. Como Dios dice a Adán —un nombre derivado de la palabra hebrea adamah, “tierra”— en el Génesis: “Polvo eres, y en polvo te convertirás”.

Sin embargo, los humanos nunca nos hemos sentido completamente satisfechos con esta situación. Toda la historia de la humanidad puede ser vista como nuestra respuesta a esta aparente terrenidad nuestra, y los sentimientos de dolor y de incompletud que crea. Sospechamos que esta historia contiene algo más.

La ciencia moderna —la última, y de lejos la más poderosa de nuestras respuestas a esta vieja inquietud acerca de nuestra mortalidad— surgió en gran parte de una antigua técnica de manipulación de productos químicos llamada alquimia. Los orígenes de la alquimia se han perdido en la historia. Algunos dicen que comenzó en la antigua Grecia. Otros dicen que los primeros alquimistas vivieron mucho antes, tal vez en Egipto, y que el término se deriva del egipcio al-kemi o “tierra negra”, presumiblemente una referencia a la tierra negra y fértil en las orillas del Nilo.

Había alquimistas cristianos, judíos, musulmanes, taoístas y confucianos. La alquimia estaba simplemente en todas partes. Dondequiera y cuandoquiera que haya surgido, la alquimia se convirtió en una serie de prácticas fantásticamente complejas y generalizadas. La mayoría de estas tenía por objeto convertir en oro metales “comunes” como el cobre y el plomo. Pero la meta primordial de la alquimia consistía en recuperar el estado de inmortalidad que los alquimistas creían que la humanidad poseía originalmente, pero que había perdido hacía mucho tiempo.

Muchas de las herramientas y métodos de la química moderna fueron inventados por los alquimistas, a menudo con gran riesgo. Jugar con la materia física puede ser peligroso y, además de terminar envenenados o volados en pedazos, los alquimistas se arriesgaron a enfrascarse en problemas con los poderes religiosos locales. Al igual que la ciencia a la que dio origen, la alquimia fue, sobre todo en los años previos a la Revolución Científica europea, una herejía.

Uno de los principales descubrimientos de los alquimistas en el curso de su búsqueda de la inmortalidad fue que al momento de someter un producto químico o un elemento a lo que los alquimistas llamaban un proceso de “ensayo” —si se calienta, por ejemplo, o se combina con algún otro químico con el que sea reactivo—, aquellos se convertían en otra cosa. Como tantos otros regalos del pasado, este conocimiento nos parece obvio ahora, pero es sólo porque no realizamos el trabajo que llevó a descubrirlo.



La primera edad era de oro.

—OVIDIO, La metamorfosis

¿Por qué los alquimistas se interesaron tanto en el oro? Una de las razones es obvia. Los alquimistas menores —aquellos que no entendían el elemento espiritual subyacente y más profundo que obraba en él— estaban simplemente tratando de hacerse ricos. Pero los alquimistas reales estaban interesados en el oro por otra razón.

El oro, al igual que el carbono, es un elemento inusual. El núcleo de un átomo de oro es muy grande. Con setenta y nueve protones, sólo otros cuatro elementos estables son más pesados. Esta gran carga eléctrica positiva hace que los electrones que rodean el núcleo del átomo de oro se muevan a una velocidad excepcional, aproximadamente a la mitad de la velocidad de la luz. Si un fotón llega a la tierra desde el sol —el cuerpo celestial que más se asocia con el oro en los textos alquímicos— y rebota en un átomo de oro, y ese fotón consigue entonces entrar en uno de nuestros ojos y golpear la pared de la retina, el mensaje que esto transmite al cerebro crea una sensación curiosamente agradable en nuestra conciencia. Los seres humanos reaccionamos fuertemente al oro, y siempre lo hemos hecho.

El oro genera gran parte de la actividad económica en nuestro planeta. Es hermoso y relativamente escaso y, sin embargo, no tiene un gran valor utilitario; en cualquier caso, no tanto como el que hemos puesto en él. Como especie, hemos decidido que tiene valor, eso es todo. Es por esto que los alquimistas, tanto a través de sus experimentos materiales y de las prácticas internas de meditación que a menudo acompañaban a esos experimentos, lo buscaban desesperadamente. Para ellos, el oro era la representación tangible y solidificada de la parte celestial del ser humano: el alma inmortal. Buscaban recuperar ese otro lado del ser humano, el lado de oro que se une con el lado de tierra para hacernos las personas que somos.

Somos una parte de tierra y una parte de cielo, y los alquimistas lo sabían.

Nosotros también necesitamos saberlo.

Se nos ha enseñado que cualidades como la “belleza” del oro, e incluso su mismo color, no son reales. Se nos ha enseñado también que las emociones son aún menos reales. No son más que patrones reactivos generados por nuestro cerebro en respuesta a los mensajes hormonales enviados por nuestros cuerpos cuando reaccionan ante situaciones de peligro o deseo.

Amor. Belleza. Bondad. Amistad. En la visión del mundo de la ciencia materialista, no hay lugar para tratar estas cosas como realidades. Cuando creemos esto, de la misma manera en que creemos cuando nos dicen que su significado no es real, perdemos nuestra conexión con el cielo, lo que los escritores del mundo antiguo llamaban a veces el “hilo de oro”.

Nos volvemos débiles.

El amor, la belleza, la bondad y la amistad son reales. Son tan reales como la lluvia. Son tan reales como la mantequilla, la madera o la piedra, el plutonio, los anillos de Saturno o el nitrato de sodio. En el nivel terrenal de la existencia, es fácil perderlo de vista.

Pero lo que pierdes, lo puedes recuperar.



Los pueblos iletrados ignoran muchas cosas, pero rara vez son estúpidos pues, como tienen que depender de su memoria, son más propensos a recordar lo que es importante. Los pueblos letrados, por el contrario, tienden a perderse en sus enormes bibliotecas de información registrada.I

—HUSTON SMITH, ERUDITO RELIGIOSO

Los seres humanos hemos existido en nuestra forma moderna por casi cien mil años. Durante la mayor parte de este tiempo, tres preguntas han sido intensamente importantes para nosotros:

¿Quiénes somos?

¿De dónde venimos?

¿A dónde vamos?

Durante la gran mayoría de nuestro tiempo en este planeta, los seres humanos no hemos dudado ni por un momento de que el mundo espiritual fuera real. Creíamos que era el lugar del que venía cada uno de nosotros cuando nacimos, y que era el lugar al que volveríamos cuando muriéramos.

Muchos científicos de hoy piensan que estamos justo a un paso de saber casi todo lo que hay que saber acerca del universo. Se habla mucho en estos días, entre algunos de estos científicos, de una “Teoría del Todo”. Una teoría que da cuenta hasta del último fragmento de datos sobre el universo que tenemos actualmente: una teoría que, como su nombre lo indica, lo explicará todo.

Pero hay algo más curioso acerca de esta teoría. No incluye respuestas a una sola de esas tres pre...

"About this title" may belong to another edition of this title.

Top Search Results from the AbeBooks Marketplace

1.

Eben Alexander M.D.
Published by Simon and Schuster
ISBN 10: 1501100483 ISBN 13: 9781501100482
New Quantity Available: > 20
Seller:
INDOO
(Avenel, NJ, U.S.A.)
Rating
[?]

Book Description Simon and Schuster. Condition: New. Brand New. Seller Inventory # 1501100483

More information about this seller | Contact this seller

Buy New
US$ 8.89
Convert currency

Add to Basket

Shipping: US$ 3.60
Within U.S.A.
Destination, rates & speeds

2.

Eben Alexander
Published by SIMON SCHUSTER, United States (2014)
ISBN 10: 1501100483 ISBN 13: 9781501100482
New Paperback Quantity Available: 1
Seller:
Book Depository International
(London, United Kingdom)
Rating
[?]

Book Description SIMON SCHUSTER, United States, 2014. Paperback. Condition: New. Language: Spanish . Brand New Book. El autor de La prueba del cielo, el bestseller #1 del New York Times, recurre a los sabios de tiempos pasados, a los cientificos modernos y a historias de gente comun para mostrar que el cielo es real. Cuando el Dr. Eben Alexander conto la historia de su experiencia cercana a la muerte y su vivido viaje al otro lado, muchos lectores escribieron para decir que eso resonaba profundamente con ellos. Gracias a estos lectores, el Dr. Alexander comprendio que compartir su historia ha permitido a la gente a redescubrir lo que muchos ya sabian en la antiguedad: que la vida consiste en algo mas que en la vida terrenal. En El mapa del cielo, el Dr. Alexander y su coautor, Ptolemy Tompkins, comparten visiones sobre la vida del mas alla vividas por sus lectores y muestran la manera en que estas se sincronizan frecuentemente con las de los lideres espirituales del mundo, asi como con las de filosofos y cientificos. Hay un gran acuerdo, a lo largo del tiempo y de las experiencias, sobre la travesia del alma y su supervivencia mas alla de la muerte. En este libro, el Dr. Alexander sostiene que el cielo es un lugar genuino, mostrando como hemos olvidado y como por fin estamos recordando, lo que en realidad somos y cual es nuestro verdadero destino. Seller Inventory # ABZ9781501100482

More information about this seller | Contact this seller

Buy New
US$ 13.80
Convert currency

Add to Basket

Shipping: FREE
From United Kingdom to U.S.A.
Destination, rates & speeds

3.

Eben Alexander
Published by SIMON SCHUSTER, United States (2014)
ISBN 10: 1501100483 ISBN 13: 9781501100482
New Paperback Quantity Available: 1
Seller:
The Book Depository
(London, United Kingdom)
Rating
[?]

Book Description SIMON SCHUSTER, United States, 2014. Paperback. Condition: New. Language: Spanish . Brand New Book. El autor de La prueba del cielo, el bestseller #1 del New York Times, recurre a los sabios de tiempos pasados, a los cientificos modernos y a historias de gente comun para mostrar que el cielo es real. Cuando el Dr. Eben Alexander conto la historia de su experiencia cercana a la muerte y su vivido viaje al otro lado, muchos lectores escribieron para decir que eso resonaba profundamente con ellos. Gracias a estos lectores, el Dr. Alexander comprendio que compartir su historia ha permitido a la gente a redescubrir lo que muchos ya sabian en la antiguedad: que la vida consiste en algo mas que en la vida terrenal. En El mapa del cielo, el Dr. Alexander y su coautor, Ptolemy Tompkins, comparten visiones sobre la vida del mas alla vividas por sus lectores y muestran la manera en que estas se sincronizan frecuentemente con las de los lideres espirituales del mundo, asi como con las de filosofos y cientificos. Hay un gran acuerdo, a lo largo del tiempo y de las experiencias, sobre la travesia del alma y su supervivencia mas alla de la muerte. En este libro, el Dr. Alexander sostiene que el cielo es un lugar genuino, mostrando como hemos olvidado y como por fin estamos recordando, lo que en realidad somos y cual es nuestro verdadero destino. Seller Inventory # ABZ9781501100482

More information about this seller | Contact this seller

Buy New
US$ 14.13
Convert currency

Add to Basket

Shipping: FREE
From United Kingdom to U.S.A.
Destination, rates & speeds

4.

Alexander, Eben
Published by Simon and Schuster (2014)
ISBN 10: 1501100483 ISBN 13: 9781501100482
New Quantity Available: 1
Seller:
Pbshop
(Wood Dale, IL, U.S.A.)
Rating
[?]

Book Description Simon and Schuster, 2014. PAP. Condition: New. New Book.Shipped from US within 10 to 14 business days. Established seller since 2000. Seller Inventory # IB-9781501100482

More information about this seller | Contact this seller

Buy New
US$ 10.15
Convert currency

Add to Basket

Shipping: US$ 3.99
Within U.S.A.
Destination, rates & speeds

5.

Eben Alexander
Published by SIMON SCHUSTER, United States (2014)
ISBN 10: 1501100483 ISBN 13: 9781501100482
New Paperback Quantity Available: 10
Seller:
Book Depository hard to find
(London, United Kingdom)
Rating
[?]

Book Description SIMON SCHUSTER, United States, 2014. Paperback. Condition: New. Language: Spanish . This book usually ship within 10-15 business days and we will endeavor to dispatch orders quicker than this where possible. Brand New Book. El autor de La prueba del cielo, el bestseller #1 del New York Times, recurre a los sabios de tiempos pasados, a los cientificos modernos y a historias de gente comun para mostrar que el cielo es real. Cuando el Dr. Eben Alexander conto la historia de su experiencia cercana a la muerte y su vivido viaje al otro lado, muchos lectores escribieron para decir que eso resonaba profundamente con ellos. Gracias a estos lectores, el Dr. Alexander comprendio que compartir su historia ha permitido a la gente a redescubrir lo que muchos ya sabian en la antiguedad: que la vida consiste en algo mas que en la vida terrenal. En El mapa del cielo, el Dr. Alexander y su coautor, Ptolemy Tompkins, comparten visiones sobre la vida del mas alla vividas por sus lectores y muestran la manera en que estas se sincronizan frecuentemente con las de los lideres espirituales del mundo, asi como con las de filosofos y cientificos. Hay un gran acuerdo, a lo largo del tiempo y de las experiencias, sobre la travesia del alma y su supervivencia mas alla de la muerte. En este libro, el Dr. Alexander sostiene que el cielo es un lugar genuino, mostrando como hemos olvidado y como por fin estamos recordando, lo que en realidad somos y cual es nuestro verdadero destino. Seller Inventory # BTE9781501100482

More information about this seller | Contact this seller

Buy New
US$ 14.46
Convert currency

Add to Basket

Shipping: FREE
From United Kingdom to U.S.A.
Destination, rates & speeds

6.

Alexander M.D., Eben
Published by Simon & Schuster
ISBN 10: 1501100483 ISBN 13: 9781501100482
New PAPERBACK Quantity Available: 1
Seller:
Qwestbooks COM LLC
(Bensalem, PA, U.S.A.)
Rating
[?]

Book Description Simon & Schuster. PAPERBACK. Condition: New. 1501100483. Seller Inventory # Z1501100483ZN

More information about this seller | Contact this seller

Buy New
US$ 16.81
Convert currency

Add to Basket

Shipping: FREE
Within U.S.A.
Destination, rates & speeds

7.

Alexander M.D., Eben
Published by Simon & Schuster
ISBN 10: 1501100483 ISBN 13: 9781501100482
New PAPERBACK Quantity Available: 1
Seller:
Best Bates
(Bensalem, PA, U.S.A.)
Rating
[?]

Book Description Simon & Schuster. PAPERBACK. Condition: New. 1501100483. Seller Inventory # Z1501100483ZN

More information about this seller | Contact this seller

Buy New
US$ 16.81
Convert currency

Add to Basket

Shipping: FREE
Within U.S.A.
Destination, rates & speeds

8.

Alexander M.D., Eben
Published by Simon & Schuster
ISBN 10: 1501100483 ISBN 13: 9781501100482
New PAPERBACK Quantity Available: 1
Seller:
Bookhouse COM LLC
(Philadelphia, PA, U.S.A.)
Rating
[?]

Book Description Simon & Schuster. PAPERBACK. Condition: New. 1501100483. Seller Inventory # Z1501100483ZN

More information about this seller | Contact this seller

Buy New
US$ 16.81
Convert currency

Add to Basket

Shipping: FREE
Within U.S.A.
Destination, rates & speeds

9.

Alexander M.D., Eben
Published by Simon & Schuster
ISBN 10: 1501100483 ISBN 13: 9781501100482
New PAPERBACK Quantity Available: 1
Seller:
BookShop4U
(PHILADELPHIA, PA, U.S.A.)
Rating
[?]

Book Description Simon & Schuster. PAPERBACK. Condition: New. 1501100483. Seller Inventory # Z1501100483ZN

More information about this seller | Contact this seller

Buy New
US$ 16.81
Convert currency

Add to Basket

Shipping: FREE
Within U.S.A.
Destination, rates & speeds

10.

Alexander M.D., Eben
Published by Simon & Schuster
ISBN 10: 1501100483 ISBN 13: 9781501100482
New PAPERBACK Quantity Available: 1
Seller:
Mega Buzz
(Bensalem, PA, U.S.A.)
Rating
[?]

Book Description Simon & Schuster. PAPERBACK. Condition: New. 1501100483. Seller Inventory # Z1501100483ZN

More information about this seller | Contact this seller

Buy New
US$ 16.81
Convert currency

Add to Basket

Shipping: FREE
Within U.S.A.
Destination, rates & speeds

There are more copies of this book

View all search results for this book